Lafou

Garnacha, Syrah, Morenillo

Nota de cata:

La Fou de Batea tiene color cereza granate de capa profunda, brillante. Sus aromas empiezan por notas dulces de frutos secos (avellana cruda, tomate seco), abriéndose rápidamente hacia notas de fruta roja, impulsando por un fondo balsámico evocando notas de sotobosque. Conjunto de gran frescura, evolucionando hacia notas de fruta negra, ciruela y oliva, dando una base solemne de gran profundidad. En boca, responde a las previsiones de frescura que propone en nariz. Encontrando mucha vivacidad de entrada, con una acidez que tensa bien el núcleo del vino, dando el equilibrio de frescura y dulzura que caracteriza a la garnacha tinta. Final largo, donde un pequeño punto de amargor da sensaciones de chocolate negro, que se funden con notas minerales de piedra mojada.